Tiempo de lectura: 5 minutos

Dioses egipcios: la enéada

¿Sabes por qué a los principales dioses egipcios se llaman Enéada a semejanza del panteón griego? ¿Cómo se originó el mundo para los egipcios? En esta entrada pretendo responder a estas preguntas y ver cómo era el carácter de los dioses egipcios.

La enéada

Como casi toda nuestra lengua proviene del griego o del latín, esta vez tampoco será una excepción. Miremos a nuestra lengua abuela: el griego. La palabra ἐννέα (ennéa) significa nueve y el sufijo hace alusión a un conjunto de nueve. Por tanto, Enéada se refiere a nueve dioses egipcios.

La mitología egipcia, como otras muchas, es muy rica. Veamos como empezó el mundo.

El comienzo: las aguas del caos

Dios Ra-Atum

La oscuridad y el silencio gobernaban sobre las aguas del caos, aunque en las profundidaes se encontraba el espíritu del creador. Hay tres versiones sobre el comienzo.

La primera, narra como un monte se fue elevando poco a poco de la aguas del caos a semejanza de Egipto con las inundaciones del Nilo. El monte fue el primer fragmento de tierra donde el creador podría tomar forma mediante un ave fénix con un plumaje de color fuego y ardiendo sobre el monte. Lloró y así produjo el primer sonido.

La segunda, ocho criaturas con cabeza de rana y serpiente nadaban en las aguas del caos antes de la creación del tiempo. Formaban la Ogdóada: dos dioses del abismo acuático, otro par del espacio infinito, otro dos de la oscuridad y un par de lo invisible. Nadaron juntos hasta que formaron el gran huevo que empolló el creador. Algunas versiones cuenta que el huevo primitivo fue gracias a un ganso que lo custodió durante siglos hasta que surgió el fénix y las mitades del huevo separaron las aguas del caos donde el creador pudo trabajar creando el mundo.

La tercera, cuenta cómo el primer loto surgió del abismo, abrió sus pétalos dorados y mostró a un dios joven. Un dulce perfume se extendió por las aguas y una luz brotó del dios desterrando a la oscuridad del universo. El dios era el Sol.

El dios sol era el origen de la vida pero por las noches el loto se sumergía hasta el siguiente amanecer. Durante la noche volvían las tinieblas y gobernaba el caos. Las fuerzas del caos y del orden empezaron una lucha en la nunca terminará.

En cualquiera de las tres versiones un elemento común es la soledad del creador. Llegó a un punto tan desesperado que sus pensamientos se convirtieron en más dioses y en las demás cosas del universo. Una vez dada forma a todos sus pensamientos, los dio vida tras nombrarlos. Pensamientos y palabras fueron el poder de la creación.

El creador, llamado Ra-Atum, discutió con sus hijos: Shu, dios del aire y con Tefnet, la diosa de la humedad. Tras esto, Ra-Atum volvió a su soledad una vez que los dioses se perdieron en las aguas del caos. Para encontrarlos, cogió un ojo de su cara, lo llamó Hathor, su hija, para que volviera con sus otros hijos. Hathor tuvo éxito en las aguas del caos y volvió con Shu y Tefnet. Ra- Atum lloró de alegría. Como recompensa por el buen trabajo de Hathor, le dio forma de serpiente y la colocó en su frente con la promesa de que ella tendría poder sobre todos sus enemigos y que los seres vivos la respetarían por los siglos de los siglos.

Ra-Atum abrazó a aus hijos y su espíritu se introdujo en ellos y los dioses compartieron la divinidad del creador.

Los nueve dioses

Representación de dioses egipcios

Shu y Tefnet se profesaban un gran amor y tuvieron gemelos: Geb, dios de la tierra, y Nut, diosa del cielo. Los nietos de Ra-Atum se querían mucho entre ellos y estuvieron abrazados durante siglos de tal forma que no dejaban espacio entre ellos para que srugiera la vida.

El dios primordial, celoso de la unión de Geb y Nut, ordenó a Shu que los separara y le obedeció: elevó a Nut en las palmas de sus manos alejándola de su hermano Geb. Intentaron acercarse ente ellos pero Shu se lo impedía. Además, Ra-Atum maldijo a Nut, que estaba embarazada, a que no diera luz en ningún día del año.

Otro dios que surgió gracias a Ra-Atum era Thot, el más sabio de los dioses. Decidió ayudar a la desdichada Nut que se arqueba sobre el cielo. Inventó el juego de las damas para apostar tiempo contra otros dioses. Poco a poco consiguió cinco días. Como el dios primordial habría creado el año con 360 días, añadió cinco días extras que no tenían la maldición de Ra-Atum. Nut pudo dar a luz.

El primer día tuvo a Osiris; el segundo, a Haroeris, el tercero, a Seth, el cuarto, a Isis y el quinto Netfis. Osiris e Isis se habían enamorado durante el embarazo y se casaron. Seth y Netfis también se casaron pero no hubo amor entre ellos.

Isis era valiente, astuta, diosa de la mafia y muy sabia. Netfis, dulce y leal. Seth poseía cabeza de bestia y era de naturaleza cluel y avara, además de odiar a Osiris por haber nacido primer y estar destinado a gobernar.

El creador dio vida a muchos dioses, espíritus, demonios y deidades pero los nueve grandes que recibieron el nombre de Enéada fueron: Ra-Atu, Shu, Tefnet, Geb, Nut, Osiris, Isis, Seth y Neftis.

Resto de la creación

Para la creación del hombre, también existen varias versiones. Unos dicen que la humanidad surgió a partir de las lágrimas dde alegría cuando Shu y Tefnet fueron recuperados de las aguas del caos. Otros, que Khnum, el dios con cabeza de carnero, creó al hombre en su torno de cerámica.

El creador creó el reino de Egipto para que viviera el hombre. Además, protegió con barreras de desierto y como compensación hizo que el Nilo inundara las tierras con su rico limo para los cultivos. En otros países, el Nilo estaba en el cielo y se llamaba lluvia. Ra-Atum también nombró a los meses y las estaciones del año. Creó la flora y, por último, a la fauna.

El creador fue el primer rey de Egipto y gobernó con paz alegría durante siglos. Navegaba por el cielo con su barca sola y cuando era de día, las criaturas de Egipto alababan a Ra-Atum.

Conclusión

La mezcla de personas y animales en los dioses egipcios les dan un toque muy personal a la mitología. En cierta manera, me recuerda un poco a la mitología china cuando surgió el gigante Pangu de un huevo y se creó el mundo. ¿Qué os parece?

Deja un comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.