David Eddings, un escritor que descubrió la fantasía

David Eddings se dedicó a la fantasía cuando descubrió que un libro del señor de los anillos iba por la edición setenta y ocho. Se rumorea que dijo; «¿Esto sigue dando vueltas por aquí?». Los momentos clave determinan nuestro futuro.

A lo mejor no es uno de los grandes, pero gracias a David Eddings me enganché a la lectura gracias a su sencillez en su escritura y que vivías la aventuras junto a los personajes, no aspiraba a más. Pienso que se merece hablar sobre él.

Legado de Eddings

«Estamos aquí para enseñar a leer a toda una generación. Después de terminar con nosotros, los clásicos.»

David Eddings

Escritor

David Eddings tenía una forma muy propia de ver el mundo: su fervor por la literatura y deseo de transmitir el amor a la lectura de los clásicos a los jóvenes. Pensaba que la fantasía era un género literario que era fuente de inspiración para los jóvenes.

No tenía ni quería un ordenador; ni mucho menos una web. Ni siquiera usó una máquina de escribir. Enviaba sus escritos a un mecanógrafo. Incluso alguna entrevista se hizo por fax escribiéndola a mano. Era más exagerado que George RR Martin.

La gran fortuna que atesoró gracias a sus ventas, dieciocho millones de dólares junto a su patrimonio literario, lo donó a Reed College, una universidad privada de artes liberales en Portland, Oregón, EEUU.

Mapa de Aloria

La mayoría de sus libros fueron en bestseller pero David Eddings no recibió premios literarios. Y sabemos que por su caracter buscaba entretener y no lograr el Premio Novel.

No leía fantasía porque reconocía que era un ladrón inconsciente: retenía en su mente durante meses. Creo que a todos nos pasa, otra cosa es reconocerlo.

No buscó la fama y guardó con celo su vida privada. Es más, apenas hay fotos y entrevistas suyas. Basta hacer una búsqueda en Google.

Con respecto a cómo le gustaría ser recordado, David Eddings pensaba que sus libros permanecerían tras su muerte y que la opinión de los lectores era de ellos, no suya.

Después de crear una serie de universos de fantasía, ¿qué parte de la construcción del mundo disfrutas más?

David Eddings opinaba que la fantasía alejaba a las personas del mundo real y casi todo el mundo no le gusta el mundo real.

Biografía

David Eddings

Nació el 7 de julio de 1931 en Spokane, la segunda ciudad más grande del estado de Washington. Creció en una familia modesta. Le gustó la escritura desde joven, empezó sus primeros relatos a los diecisiete, la actuación y oratoria.

David Eddings se unió al ejército y sirvió en Alemania donde conoció a los autores clásicos ingleses: Shakespeare, Milton y Sir Thomas Mallory. Él les atribuye el mérito para la creación de sus mundos.

Conoció a su mujer Judith Leigh Schall cuando trabajaba en Boeing. Se cansó de recorrer EEUU, dio clases en dos universidades pequeñas pero lo dejó por no conseguir una plaza fija y no ganar suficiente dinero.

Publicó su primera novela High Hunter en 1973. Unos años más tarde tuvo su revelación: vio la edición número 78 de El señor de los anillos en una librería y el esbozo de un antiguo mapa (sería el continente de Aloria). Llegó a la conclusión de que el mundo de la fantasía estaba lleno de oportunidades y empezó a trabajar en un bosquejo olvidado.

Su vida cambió cuando publicó el primer libro de la saga de Belgarath en 1982 y resultó un bestseller. A partir de ahí se dedicó plenamente a la literatura como siempre quiso.

David Eddings reconoció que su esposa siempre le ayudó en sus libros e insistió en que apareciera como coautora en 1995. Leigh sufrió un ataque cerebral en 1999 y su marido la cuidó hasta su muerte en 2007.

El escritor falleció en 2009, dos años después de su mujer.

Personajes de las Crónicas de Belgarath

Obras literarias

Las crónicas de Belgarath es la primera saga de fantasía de David Eddings y es la más conocida.

Las cróncias de Belgarath
  • La senda de la profecía (1982)
  • La reina de la hechicería (1982)
  • La luz del orbe (1983)
  • El castillo de la magia (1984)
  • La ciudad de las tinieblas (1984)

La pentalogía anterior tuvo una continuación con Las crónicas de Mallorea.

  • Los guardianes del oeste (1987)
  • El rey de los murgos (1988)
  • El señor de los demonios (1988)
  • La hechicera de Darshiva (1989)
  • La vidente de Kell (1991)
Las crónicas de Mallorea
Personajes de las Crónicas de Belgarath

El viaje es el nexo de unión de los libros de David Eddings; para el escritor lo importante es conocer el mundo de Aloria que inventó. El estilo, los personajes y los diálogos están elaborados; sacrificó las trama reduciéndola a lo básico. Se le criticó por el empleo de empleo de estereotipos en algunos de sus personajes o la repetición del esquema en la segunda pentalogía.

No se complicó la vida y a cada raza o personaje la identificaba con uno o dos atributos: unos, guerreros y dados a la bebida; otros, prácticos y fiables. Lo mismo con los personajes. ¿Es simplificar mucho o caracterizar como uno se imagina a uno personaje? El debate está servido.

El escritor presenta a dos profecías cada una con una misión que choca con la otra y trata con genialidad las limitaciones de la magia. Pienso que el objetivo de David Eddigns fue escribir para entrenar y no realizar alta literatura.

La trilogía de Elenium es la siguiente más conocida del escritor.

  • El trono de diamante (1989)
  • El caballero del rubí (1990)
  • La rosa de zafiro (1991)

Seguida con una continuación, El Tamuli.

  • Cúpulas de fuego (1992)
  • Los seres fulgentes (1993)
  • La ciudad oculta (1994)

Elenium se ubica en un universo diferente al de Las crónicas de Belgarath. Aquí nos encontramos con un héroe atípico: un caballero que no respeta muchos modales y comportamientos asociados a un caballero. A pesar de no encontrarnos con magos; sí, con dioses. Se nota la mano de Eddings con joyas mágicas y el viaje de los protagonistas por todo el mundo.

Mapa de Aloria

Un escritor que encontró su camino

David Eddings supo encontrar su lugar en la literatura siendo como fue. No buscó la gloria ni premios pero conectó con un amplio público que le gustaba sus novelas. Pocos autores pueden presumir de haber ganado dieciocho millones de dólares vendiendo libros.

Supo conjugar que le interesaba a los lectores y lo que le gustaba a él. Yo me releí sus pentalogías cuando era pequeño. David Eddings solo pretendía entretener y lo consiguió con muchas personas. ¿Será tú una de ellas?

Deja un comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.