Tiempo de lectura: 5 minutos

H. P. Lovecraf, un escritor de culto

La vida de H. P. Lovecraft fue un ejemplo: luchó por su amor en la vida, la literatura, a pesar de las adversidades y vivir en la pobreza la mayor parte de su vida. Veamos un poco cómo fue Lovecraft como persona y sus pensamientos.

Curiosidades

Territorio Lovecraft, serie del 2020 basada en las novelas de Lovecraft

La madre de H. P. Lovecraft le solía vestir con ropa de niña cuando era pequeño. Esto le marcó de forma traumática.

Se comenta que debido a su carácter de ermitaño y no salía de casa en largas temporadas, no se enteraron de su muerte hasta que lo anunció una de sus tías.

Cuando era niño tuvo una intoxicación alimentaria por un pescado y, a raíz de ello, tuvo miedo de las criaturas marinas.

H. P. Lovecraft era un amante de los gatos y tuvo dos: Sam Perkins y Nigger-Man.

Se declaró ateo con cinco años y lo mantuvo hasta su muerte

Vivió tan aislado del mundo que estuvo primero por su madre y, luego, por sus dos tías. Salió un poco cuando se casó con Sonia.

El relato autobiográfica alegórica El intruso explica la forma de vida H. P. Lovecraft. El escritor se compara con un mundo que le rodeaba pero ajeno a él y esto le hacía sentirse como un ente extraño.

El escritor también se dedicó a la poesía como género literario.​

Tejió una historia tan elaborada alrededor de El necronomicón que todavía hoy en día hay personas que lo buscan.

Su vida y obra han inspirado a escritores posteriores como Ray Bradbury, Stephen Kingn Clive Barker, Jorge Luis Borges y Joyce Carol Oates.

Su legado inspiró para juegos de rol, videojuegos, grupos de música (especialmente de black metal), cómics (en Batman, el asilo Arkham está basado en una ciudad lovecraftina), cine (por ejemplo, Alien: el octavo pasajero) y series (Territorio Lovecraft).

H. P. Lovecraft publicó en 1927 un ensayo, El horror sobrenatural en la literatura, que es uno de los mejores del género.

Legado literario

Bosquejo de Cthulhu dibujado por Lovecraft

H. P. Lovecraft, con respecto a su nivel literario, para unos era un genio y para otros, no tanto. Independientemente de si empleaba muchos adjetivos o no, el uso de arcaísmos, conseguía atrapar al lector con un nivel de agobio que mostrar las reacciones de horror en los personajes. Esto unido a la percepción de Lovecraft de que el ser humano es insignificante en el universo.

Sus temas más comunes son el conocimiento prohibido, la influencia de extraterrestres en la humanidad, la culpa heredada, el destino, la amenaza constante y el peligro de una ciencia sin control.

La evolución literario de Lovecraft se suele resumir en tres etapas:

  • Gótica (1905 – 1920): el escritor estuvo muy influencia por Poe, sus raíces en el romanticismo y castillos enormes y antiguos.
  • Onírica (1920 – 1927): el «muso» fue Lord Dunsany y se asocia con la proyección de paisajes de inspiración mediterránea o nórdica. Algunos que dado el influjo de fantasía, algunos mundos podrían coincidir con los de J.R.R. Tolkien.
  • Mitos de Cthulhu (1927 – 1937): tas la influencia de Arthur Machen, el escritor desarrolla un estilo literario propio conocido como la filosofía cosmicista, es decir, el ser humano es insignificante en un cosmos inmenso y hostil con extraterrestres que son dioses.

Se comenta que las pesadillas que sufría H. P. Lovecraft le sirvieron de inspiración para sus obras a la largo de sus evolución literaria.

Biografía

H. P. Lovecraft

Howard Phillips Lovecraft nació en 1890 en Providence, Rhode Island, y falleció en la misma localidad en 1937. 

La vida de Lovecraft fue digna de sus novelas a caballo entre la locura y la depresión. Era hijo de un comerciante inglés que falleció en medio de la esquizofrenia con Lovecraft todavía muy joven y de una madre ultraconservadora; así se refugió en su abuelo Whipple Van Buren Phillips. Lovecraft se educó en la biblioteca de su abuelo leyendo libros de toda índole aunque siempre le atrajo la mitología árabe y griega. Empezó a escribir a los seis años, y a los ocho, había leído bastantes libros de la biblioteca de su abuelo.

Le pesó mucho la muerte de su abuelo, Lovecraft tuvo una gran depresión y un intento de suicidio. La familia quedó con muchas deudas.

El sueño de Lovecraft era ser astrónomo pero no comprendía las matemáticas; al final abandonó la escuela. El escritor pasó los siguientes años viviendo con su madre, saliendo en muy contadas ocasiones de su casa. La muerte de su madre en 1921 fue un mazazo de la realidad: la falta de ingresos le obligó a trabajar como escritor negro o realizar correcciones.

Tras la muerte de su madre, Lovecraft acudió a una convención de escritores aficionados en Boston, donde conoció a Sonia H. Greene, su futura mujer. Era viuda, escritora aficionada, con un negocio y siete años mayor que él. Se casaron en 1924 y se mudaron al municipio de Brooklyn, Nueva York.

La felicidad le duró poco al escritor con su mujer. Problemas económicos y de salud provocaron que el matrimonio se distanciara y Sonia se mudó a Cleveland para buscar trabajo. Durante su estancia en Nueva York, Lovecraft desarrolló un manía por la vida de la ciudad y por los inmigrantes.

Ambos acordaron un divorcio amistoso en 1926 alegando «las grandes divergencias entre ambos y los problemas económicos», aunque nunca se llevó a cabo.

Tumba de Lovecraft

Cuando vivió en Nueva York, no todo fue negro. Conoció a otros escritores como Robert E. Howard (inventó a Conan y el género de espada y brujería), Robert Bloch, Clark Ashton Smith, Frank Belknap Long o August Derleth aunque trabajó como escritor negro para ellos. Aparte de trabajar como escritor fantasma para algunos de ellos, nació el Círculo de Lovecraft donde cada escritor compartía sus ideas y así desarrolló su mundo literario. Una vez de vuelte a su ciudad natal, escribió sus novelas más importantes a partir de 1927: La llamada de Cthulhu (1926), El caso de Charles Dexter Ward (1927-1928) o En las montañas de la locura (1931).

Los últimos de su vida fueron muy duros en lo económico y en la salud, a pesar de sus esfuerzos como escritor. También es verdad que sus últimas novelas eran más extensas y difíciles de vender en las revistas pulp. Además en 1936 se suicidó su amigo Robert E. Howard (por la muerte de su madre) quien nunca conoció en persona.

A finales de febrero de 1937, con cuarenta y seis años, ingresó en el hospital y murió el 15 de marzo de 1937 de cáncer intestinal agravado por la enfermedad de Bright. El diagnóstico de su enfermedad fue un mes antes de su muerte.

Fue enterrado tres días después en el panteón de su abuelo Phillips ante el desconocimiento general.

Deja un comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.