Tiempo de lectura: 6 minutos

Las sirenas, ¿mitad ave o mitad pez?

La imagen de arriba no es a la que tendrás acostumbrado cuando alguien te dice la palabra sirena. Entonces, ¿cómo las criaturas mitad ave y mujer son sirenas? Pues espero no solo responder a esta pregunta en este glosario sino también explicar el paso de las sirenas por la historia y el significado con el paso del tiempo ya que incluso podemos ver sirenas representadas en los capiteles de las columnas.

Origen de las sirenas

La etimología de la palabra sirena proviene del griego antiguo Σειρήν (leído seirén) que nos ha llegado a nosotros a través del latín. El origen de Σειρήν no está claro ya que para algunos significa «las que atan o encadenan», quizá relacionado con el semítico Sir, «canto», y con el griego Kimaira, «quimera» son criaturas marinas mitológicas pertenecientes a las leyendas y al folclore.

Existe una gran confusión respecto a la procedencia de las sirenas, hecho habitual por otra parte ya que en la antigüedad la moda era el relato y no se solían transcribir las historias. La creación de La Ilíada o La Odisea son casos anómalos. Unas versiones afirman que son hijas de Aqueloo, dios primogénito de los ríos, incluso de su sangre y otras, de las musas. No solo se discute sobre su origen sino cómo obtuvieron las alas: Ovidio, el poeta romano, afirmaba que era compañeras de Perséfone y cuándo ésta fue secuestrada por Hades pidieron las alas a los dioses para rescatarla; otros, Deméter, madre de Perséfone, las castigó con alas por no defender a su hija e, incluso, también se menciona a Afrodita metió mano por despreciar las artes del amor. Tampoco, se conoce su número exacto unas fuentes decían que eran dos, tres o, incluso, cuatro; aunque todas versiones coinciden en que el punto fuerte: la música y el canto de las sirenas.

La influencia de la cultura griega en las culturas occidentales es innegable pero también, a su vez, los griegos estuvieron incluidos por otras culturas como los persas o los egipcios. En este caso, el mito de las sirenas estaría basado en los Ba. Era representados con cabeza humana sobre un cuerpo de pájaro cuya funciones se centraba en mediar entre los difuntos y el mundo de los dioses. De hecho, los primeros testimonios del mundo griego sobre las sirenas se vinculaban al otro mundo, siendo probable que representaran a los espíritus de los difuntos o, incluso, las encargadas de transportar las almas al Hades.

Representación de una sirena mitad ave según la mitología griega

Las sirenas en la literatura

La Odisea de Homero es el primer texto en el cual salen las sirenas. Ulises se hizo atar al palo del barco cuando pasaron cerca de la isla de las sirenas para escuchar su sonido pero la tripulación del barco se tapó los oídos con cera para no caer rendida a los cantos. Así son descritas por el poeta romano Ovidio:

Decidme sirenas…¿por qué razón tenéis alas y pies como los pájaros? Sin embargo, por la cara y por la voz podéis parecer vírgenes hermosas. ¿Es a causa de que acompañabais a Proserpina cuando fue raptada por Plutón mientras cogía flores?

Después de haberla inútilmente buscado por toda la Tierra, pedisteis a los dioses os dotase de alas para seguir buscándola por los mares. Vuestras voces fueron escuchadas y al momento vuestros cuerpos se llenaron de plumas, pero no fuisteis privadas de la más bella voz del mundo y la seguís conservando con todo el resplandor de vuestra belleza.

Ovidio, Metamorfosis, canto V, III

En Las mil y una noches las sirenas se conciben iguales a los seres humanos aunque pueden respirar bajo el agua con la consecuente civilización acuática. Salen varios cuentos relacionados con las sirenas en los que los humanos y las sirenas pueden reproducirse. Una consecuencia de ello consistía en que los mestizos poseían la capacidad de vivir bajo el agua.
La cara más dulce de las sirenas no las encontramos hasta el siglo XIX en el cuento La sirenita, de Andersen, la protagonista es una sirena enamorada que acudió a una bruja para que le diese piernas a cambio de su dulce voz. ¿A alguien le suena la adaptación de Disney?

El significado de las sirenas tras el mito

Al igual que han sufrido transformaciones en las representaciones, también con el significado que representan. Los griegos dieron un significado funerario debido al mito del castigo de Démeter contras ellas por impedir el rapto de Perséfone y a las influencias de los Ba egipcios. También se las relacionada con la música tocando diversos instrumentos: flauta –vanidad–, lira –lujuria– o viola –engaño–. 

La llegada del cristianismo también trajo su interpretación: tentaciones del mundo sin mitologías griegos de por medio. Aunque quedó como algo residual, ya que solo se menciona a las sirenas en la Vulgata una sola vez. Por supuesto, en la mentalidad de la época, la tentación se asociada a las mujeres y no a los hombres. 

Y entre las ruinas de sus palacios resonarán los ecos de los búhos, y cantarán las sirenas en aquellos lugares que fueron consagrados al deleite.  

Isaías 13:22, Biblia

Las investigaciones dicen ahora que el término en hebreo debería ser chacal en vez monstruo marino, es decir, sirena; pero en disquisiones tan altas no entramos.

Representación sirena mitad pez

La Edad Media trajo consigo un uso moralizador perdiendo el sentido original. El mito griego se originó por los peligros que los marineros se encontraban en el océano y se profundizó más allá de la tentación, gracias al cristianismo, con la lujuria, engaño e inconstancia porque eran sres volátiles. Además, era frecuente verlas representadas en capiteles y otros elementos arquitectónicos incluidos religiosos, pinturas, cerámica y demás artes para recodar al pueblo su uso moralizados, recordemos que antes muy pocas personas sabías escribir y mediante las imágenes se enseñaba.

Del mito se pasó a asegurar su existencia en la edad media con bestiarios o en el siglo XVII, algunos jesuitas comenzaron a afirmar su existencia real, incluso que habían aparecido en el arca de Noé. Como vemos cada época tiene su interpretación.

Por qué las sirenas pasaron de mitad ave a pez

La sirena mitad ave (con sus variaciones desde solo cabeza de mujer hasta la cintura) frente a la representación mitad pez fue la representación más frecuente desde los griegos hasta el siglo XI. La transformación se debió a varios factores, incluso los sirios ya contaban con una diosa, Atargatis, con cabeza de mujer y cuerpo de pez, conocida por griegos y romanos.

Según pasó el tiempo se juntó la confusión con las nereidas, ninfas del mar representadas con colas de pez, junto con su relación con sitios en islas o rocas desde donde cantaban con seducción y la influencia de la mitología de otras culturas con sus propias sirenas provocaron la confusión en la que muchas personas piensan que las sirenas son mitad pez.

Cerámica sobre Ulises y las sirenas, 480–470 a. C.

Además, conviene tener en cuenta la mentalidad de cada época: después de la caída del imperio romano y se intentó recuperar el saber perdido, cuando leyeron a los antiguos interpretaron los mitos griegos a su manera. A partir del siglo XI, las sirenas pez ganan la partida a la sirena ave tradicional en las representaciones artísticas que ya estaban intrínsecamente relacionadas con un carácter marino. Sin embargo, como dato curioso en el arte románico español siguió ganando la batalla la sirena ave, a lo mejor por influencias de mitología islámica.

Otro dato curioso: mientras se va imponiendo la sirena pez conviven con una o dos colas. Ahora mismo, muy pocos se imaginan a una sirena con cola bífida. Al final se decantó con una debido a los ideales de belleza y seducción descritas en la literatura. Es frecuente que se representen con un espejo en la mano mientras se peinan los cabellos, incidiendo más en la simbología de vanidad y lujuria.

Como nota final, comentar que no en todas las culturas se perdió la sirena ave, sobretodo en las no latinas. Existen siren (inglés) y sirene (alemán) para referirse a la sirena griega frente a mermaid (inglés) y meerjungfrau (alemán) para referirse a la sirena pez.

Las sirenas en la RAE

«f. Ninfa marina con busto de mujer y cuerpo de ave según la tradición grecolatina, y con cuerpo de pez en otras tradiciones, que extraviaba a los navegantes atrayéndolos con la dulzura de su canto.»

RAE

Real Academia Española

¿Eres del equipo sirena-pájaro o sirena-pez? Deja tu comentario.

Deja tu comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.

  1. Deloc

    Este tema era recurrente entre un grupo de amigos con esta página tengo una forma de zanjar el asunto