La historia interminable

Letras capítulares en La historia interminable

La historia interminable ha generado ríos de tinta (y píxiles) analizando la obra de Michael Ende. ¿Qué pretendía el autor escribiendo sobre un libro mágico que un niño lee detenidamente hasta que consigue entrar en Fantasia (sí, sin tilde)? La respuesta completa solo la tenía Michaen Ende en su cabeza, pero dejó algunas pistas para entender mejor su obra.

La historia interminable de Michael Ende algunos la califican como juvenil, incluso infantil. Yo creo que las novela, las buenas novelas, se pueden leer a varios niveles aunque eso no es lo importante, sino que uno disfrute y ya saca conclusiones mejor todavía. La historia interminable salió publicada en 1979 y los que tenemos la suerte de contar con la edición de Alfaguara de color rojo y verde es una maravilla leerse el libro.

Como curiosidad La historia interminable ha sido traducida a más de 36 idiomas y ha sido adaptada al cine, como serie (incluida una de animación). También al ballet y ópera.

Proceso creativo de la «Historia interminable»

Michael Ende empezó a escribir la novela en 1977 tras la visita de su editor y el escritor buscó en una caja de zapatos y a pensar en un montón de ideas. En un pedazo de papel escribió: «Un niño toma un libro, se encuentra literalmente dentro de la historia y tiene problemas para salir». Pensó que La historia interminable sería sencilla y se rumorea que se preguntó cómo podía estirar el material para llenar un centenar de páginas. ¡Estaba muy equivocado!

En poco tiempo el libro creció tanto que Michael Ende pidió una prórroga hasta 1979. Según se comenta, el escritor le comentó a su editor: «el joven Bastian se había negado a salir de Fantasia, y era su deber como autor el seguirle en sus viajes».

Michael Ende pidió que La historia interminable estuviera encuadernada en cuero con incrustaciones de madreperla y completada con cierres de latón. Al final llegó a un acuerdo con su editor: un volumen impreso en tinta a dos colores y cada capítulo empezaría con una letra ornamental, ilustrado por Roswitha Quadflieg.

La forma de escapar de Fantasia (tras un invierno especialmente frío con temperaturas rondando los diez grados bajo cero) se le ocurrió con el áuryn: la gema mágica permitiría a su niño salir de Fantasia.​

Argumento de la «Historia interminable»

Áuryn, creación de Ganjamira.

Antes de leer aviso que contiene spoilers para entender mejor luego el análisis.

Tras sufrir acoso de compañeros de clase, Bastián llega hasta la librería de Karl Konrad Koreander y descubre un libro llamado: La historia interminable que lo roba tras un despiste del dueño. Bastián descubre el mundo de Fantasia y vive la aventuras de Atreyu y el dragón Fújur para salvar a la Emperatriz Infantil de la terrible nada: el olvidos de los humanos por la imaginación y por crear nuevas historias.

Se descubre que un humano debe poner un nuevo nombre a la Emperatriz Infantil y Bastián encuentra el valor necesario para hacerlo y así se mete en Fantasia. La segunda parte de la novela, es un viaje de Bastián en dos planos: creciendo como persona y reconstruyendo Fantasia gracias al áuryn, el medallón de la Emperatriz que concede deseos aunque al precio de ir olvidando quien es uno.

Al final, Bastián elige sabiamente y puede regresar a casa habiendo madurado.

Significado de la novela

Póster de la película de «La historia interminable»

Un tema que trata que se trata en La historia Interminable es la falta de imaginación en los hombres: ni crean, ni sueñan. Esto viene representado por la Nada que asola Fantasia. Cada vez que una persona imagina una historia de fantasía, Fantasia se hace más rico y colorido. Se refuerza con el hecho de que los personajes de Fantasia no tienen edad: su respuesta consiste en que viven desde siempre igual que les pasa a los cuentos y las historias. No se sabe cuando nacieron ni su origen.

Al hilo sobre la Nada, se hace referencia al ciclo de la vida y la muerte de las ideas y las civilizaciones. A través del oráculo se explica que La Emperatriz Infantil había estado enferma en más ocasiones casi destruyéndose Fantasia hasta que un humano la pone un nuevo nombre. Recordamos que esto hace Bastian cuando la llama Hija de la Luna.

No solo eso sino que la muerte es necesaria para valorar la vida como representa la tortuga Morla, una de las criaturas más antiguas de Fantasia.

«Mira -gorgoteó la Morla-: somos viejas, pequeño, demasiado viejas y hemos vivido bastante. Hemos visto demasiado. Para quien sabe tanto como nosotras nada es importante ya. Todo se repite eternamente: el día y la noche, el verano y el invierno… , el mundo está vacío y no tiene sentido. Todo se mueve en círculo. Lo que aparece debe desaparecer, y lo que nace debe morir. Todo se compensa: el bien y el mal, la estupidez y la sabiduría, la belleza y la fealdad. Todo está vacío. Nada es real. Nada es importante».

Michael Ende, La historia interminable.

Una parte curiosa se trata de la Emperatriz Infantil que algunos comparan con Dios.

«En realidad era mucho más que una soberana o, mejor dicho, era algo muy distinto. No gobernaba, nunca había utilizado la fuerza ni hecho uso de su poder, no mandaba nada ni daba órdenes a nadie, nunca atacaba ni tenía que defenderse de ningún ataque, porque a nadie se le hubiera ocurrido levantarse contra ella ni hacerle daño. Para ella todos eran iguales… era el centro de toda la vida de Fantasia. Y todas las criaturas, buenas o malas, hermosas o feas, divertidas o serias, necias o sabias, todas, estaban allí sólo porque ella existía. Sin ella no podía subsistir nada, lo mismo que no puede subsistir un cuerpo humano sin corazón».

Michael Ende, La historia interminable.

Para ello, argumentan que la Emperatriz Infantil es la única que no envejece, es una figura totalmente neutral que ha estado desde siempre en la tierra y que tiene el poder de la creación y la destrucción. Sus decisiones no se comprenden fácilmente: envía a Atreyu en una misión con pocas probabilidades de éxito y sin ayuda. Atreyu se mueve gracias a la fe. También aportan que solo aquellos elegidos podían contemplar en su casa de la Torre de Marfil comparándolo con un plano mental superior. Que cada uno saque sus conclusiones.

Que Bastian se pierde en el cámino antes de madurar y crecer es un clásico. Algunos lo ven sobre un crítica a la corrupción y la tentación del poder que corrompe (no olvidemos que al niño se le entrega el poder de la creación). Los deseos de Bastian provocan que se olvide de su mundo, a lo mejor porque no quiere volver allí. «El que nada recuerda nada puede desear». Cuando uno se pierde en su mundo de fantasía olvida la realidad sin crear nada más. La imaginación no se concibe sin la realidad.

Opinión de Michael Ende

A todo esto, ¿qué opina Michael Ende sobre La historia interminable?

«Cuando nos fijamos un objetivo, el mejor medio para alcanzarlo es tomar siempre el camino opuesto. No soy yo quien ha inventado dicho método. Para llegar al paraíso, Dante, en su Divina comedia, comienza pasando por el infierno. (···) Para encontrar la realidad hay que hacer lo mismo: darle la espalda y pasar por lo fantástico. Ése es el recorrido que lleva a cabo el héroe de La historia interminable. Para descubrirse, a sí mismo, Bastián debe primero abandonar el mundo real (donde nada tiene sentido) y penetrar en el país de lo fantástico, en el que, por el contrario, todo está cargado de significado. Sin embargo, hay siempre un riesgo cuando se realiza tal periplo; entre la realidad y lo fantástico existe, en efecto, un sutil equilibrio que no debe perturbarse: separado de lo real, lo fantástico pierde también su contenido».

Michael Ende

«Esta es la historia de un niño que pierde su mundo interior, su mundo mítico, en esta única noche de crisis, una crisis de vida, se disuelve en la nada, y tiene que saltar a esta nada, los europeos también tenemos que hacerlo que hacer. Hemos llegado al punto, el punto cero. Logramos disolver todos los valores. Y ahora tenemos que lanzarnos, y solo teniendo el coraje de saltar allí a esta nada podremos despertar nuestros propios poderes creativos más íntimos y construir una nueva fantasía, es decir, un nuevo mundo de valores».

Michael Ende

«Mi salvación reside en el conocimiento de que la fantasía es la verdadera madre de una especie de literatura, que para la salvación de mi alma tuve que encontrar el camino de regreso a las viejas estructuras narrativas de una manera inconformista».

Michael Ende

Deja un comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.