Diosa Atenea

El mito de la diosa Atenea, cuyos campos eran la estrategia (o de la guerra intelectual) , la ciencias y la habilidad, se remonta mucho antes que la llegada de los primeros griegos, algunos creen que es la inversión de Anatha, una diosa lunar orgiástica cuya sacerdotisa realizada un casamiento anual con el rey sagrado para conseguir buena cosechas. Anatha era sumeria y reina del cielo.

Nacimiento de Atenea

Los propios griegos no se ponen de acuerdo sobre el nacimiento de la diosa Atenea y existen muchas versiones.

Según los pelasgos, la diosa Atenea nació junto al lago Tritonis en Libia, donde la encontraron y la criaron las tres ninfas de Libia, quienes vestían pieles de cabra.

Durante su niñez mató a su compañera de juegos por un accidente mientras combatían en un entrenamiento. En señal de duelo antepuso el nombre de Palas al suyo propio.

Otros dicen que la diosa Atenea tenía un padre llamado Palas, un gigante cabrío con alas, que más tarde trató de ultrajarla. Se antepuso el nombre de Palas Atenea tras quitarle la piel con la que se fabricó la égida y se puso la alas de su padre en sus hombros.

Nacimiento de Atenea

El relato más extendido que incluso contaban los propios sacerdotes de la diosa Atenea era el siguiente: Zeus se había encaprichado de la titánide Metis y ésta adoptaba mucha formas para escapar de él, pero una vez que la atrapó la dejó encinta. Un oráculo de la Madre Tierra vaticinó que daría luz a una niña y que si, Metis volvía a concebir sería un niño, que estaba destinado a destronar a Zeus igual que él lo hizo con su padre y éste con su abuelo.

Para evitar ese desenlace, Zeus se tragó a Metis de un bocado. Trascurrió el tiempo y Zeus sufrió un tremendo dolor de cabeza en la orillas del lago Tritón. Sus gritos eran tales que resonaban en todo el firmamento. Hermes fue a socorrerle y avisó a Hefesto (otras versiones a Prometeo) para que abriera una brecha en la cabeza de Zeus. De ella salió la diosa Atenea, totalmente adulta, armada y dando un potente grito.

Significado del nacimiento

Platón identificó a la diosa Atenea con la dios libia Neith, en una época en la que no se reconocía la paternidad. Neirh tenía un templo en Sais donde las sacerdotisas eran vírgenes y libraban anualmente un combate por el cargo de Suma Sacerdotisa.

Según Apolodoro, la lucha entre Palas y Atenea fue un versión patriarcal posterior porque Zeus interpuso su égida entre Atenea y Palas para distraer a la compañera de juego de Atenea para evitar que la golpeara distrayéndola. La égida, un zurrón mágico formado por piel de cabra que contenía una serpiente y protegido por una máscara de Gorgona, pertenecía a la diosa Atenea mucho antes de que Zeus pretendiera ser su padre.

Recreación de Atenea en el Partenón

Además, los delantales de piel de cabra era la vestimenta de las doncellas nibias, para más inri Pala significa «doncella» o «joven».

La vestimenta de Atenea y la égida fueron tomadas por los griegos de las mujeres libias, que van vestidas exactamente del mismo modo, excepto que sus vestidos de cuero están orlados con correas y no con serpientes.

Heródoto iv.189

El historiador también añade que los gritos de triunfo «ololu» que aparecen en la Ilíada en honor a Atenea eran de origen libio.

Los restos de cerámica encontrados en Creta sugieren que ya sobre el 4000 a.C. hubo una fuerte inmigración de libios trayéndose consigo el culto de la diosa Atenea.

Debido a las condiciones contradictorias sobre el origen de Atenea, Hesíodo intentó organizar la situación tras despojar el prestigio matriarcal de Atenea.

  • La diosa Atenea era hija patogenética de la inmortal Metis, titánide del cuarto día y del planeta Mercurio, quien gobernaba toda oa sabiduría y los conocimientos.
  • Zeus devoró a Metis, pero no por eso perdió la sabiduría (los aqueos quitaron el culto a los titanes y atribuyeron toda la sabiduría a Zeus).
  • La diosa Atenea era hija de Zeus (los aqueos insistían en que los atenienses debían reconocer el señoría patriarcal de Zeus).

El mito del padre Palas, como vemos, no tiene sentido en consonancia son el significado de doncella.

Curiosidades de Atenea

La diosa Atenea derrotó a Ares dos veces porque era mucho más hábil.

Un día Atenea hizo una flauta doble con huesos de ciervo y tocó en un banquete de los dioses. Hera y Afrodita se reían tapándose el rostro con las manos aunque el resto de dioses parecía estar complacidos. La diosa Atenea se dirigió sola a un bosque, tomó la flauta y contempló su imagen en el agua. Se dio del motivo de las risas: el rostro azulado y los carrillos hinchados dándole un aspecto ridículo. Arrojó la flauta y maldijo a quien la recogiera.

Su faceta como diosa de la guerra era muy curiosa: no le agrada la batalla como a Ares y a Eris, sino que prefiero los arreglos pacíficos. Sin embargo, una vez que entraba en una batalla no hay nadie quien la derrotara, ni siquiera Ares, porque dominaba técnica y la estrategia. En tiempos de paz no lleva armas y en guerra se las suele pedir a Zeus.

Su misericordia era grande: cuando había empate entre los jueces del Areópalo, desempataba a favor del acusado.

Los atenienses estaban muy orgullosos de la virginidad de la diosa Atenea porque era un símbolo de la invencibilidad de la ciudad. Desfiguraron los mitos primitivos sobre la violación de Poseidón y negaron que Atenea hubiera tenido hijos (por ejemplo, con Erictonio uno de sus posibles hijos, Hefesto la intentó violar engañado por Poseidón y su semen cayó sobre el muslo de Atenea que más tarde daría origen a Erictonio el niño serpiente).

Invenciones de Atenea

La diosa inventó la flauta, la trompeta, la olla de barro, el arado, el yugo para los bueyes, la brida del caballo, el carro y el barco.

Fue la primera en enseñar los números y las artes femeninas (cocinar, tejer, hilar…).

La misericordia de Atenea

Aracne y Atenea

Para ser una diosa era tan modesta como Artemisa, pero más generosa. Por ejemplo, cuando Tiresias la sorprendió un día accidentalmente en el baño, Atenea le cegó para siempre, pero le concedió la visión interna convirtiéndole en el célebre adivino.

Solo hay constancia de una vez que los celos de Atenea y fue con Aracne. Aracne era una princesa muy famosa por su habilidad por tejer que ni siquiera Atenea la superaba. Cuando la mostraron un paño tejido por Aracne sobre amoríos olímpicos, la diosa no encontró ningún desperfecto y desgarró el paño con ira. Aracne se colgó aterrorizada de una viga y Atenea la convirtió en una araña (el insecto que más odiaba) y la cuerda en una telaraña porque trepó Aracne para ponerse a salvo.

Según algunos la fábula de Aracne venía por una rivalidad de comercial entre los atenienses y la talasocracia de origen cretense y con una potente industria textil cuyos sellos tenían a una araña.

Que fuera modesta, no significaba que fuera tonta. Cuando Poseidón yació con Medusa, una de las tres gorgonas, en uno de los templos de Atenea, la diosa transformo a Medusa en un monstruo alado con ojos deslumbrantes, grandes dientes, lengua saliente, garras afilabas y cuya miraba convertía a los hombres en piedra. Cuando Perseo decapitó a Medusa, Atenea puso su cabeza en su égida, según algunas versiones.

Heracles y Atenea

Zeus se tiraba a todo bicho viviente, así que cuando le puso los cuernos a Hera con Alcemna y la dejó encinta, ésta abandonó a su hijo por miedo a los celos de Hera. Lo dejó a las afuera de las murallas de Tebas. Entonces Zeus recurrió a Atenea para engañar a Hera. La diosa Atenea llevó a Hera a dar un paseo por donde estaba el niño.

Cuando vieron al niño, Atenea exclamó: «Mira querida qué niño tan maravillosamente robusto! Su madre debía de estar loca para abandonarlo en un campo pedregoso. Ven, tú tienes leche. ¡Dale de mamar a la criatura!».

Hera cogió al niño y le dio de mamar. El niño chupó con tanta fuerza que la diosa lo arrojó al suelo. Un chorro de leche ascendió hasta el firmamento y formó la Vía Láctea. Hera exclamó «Pequeño monstruo», pero el niño ya era inmortal. Atenea se lo devolvió a su madre diciéndole que conservara y lo criara bien.

Si te preguntas quien era el niño, era el mismísimo Heracles (o Hércules para los romanos).

Atenea también ayudó a Heracles en sus doce trabajos para matar a la Hidra de Lerna o le guio para llegar al inframundo para capturar a Cerbero. También la diosa sale en más aventuras de Heracles a lo largo de su vida ayudándole.

Otro episodio conocido es cuando Heracles asciende a dios y desprende su parte mortal. Una vez que los rayos de Zeus habían consumido la parte mortal, Zeus lo transportaba en su carro de cuatro caballos y Atenea tomó de la mano a Heracles presentándolo con solemnidad a los dioses.

La guerra de Troya

Igual que otros dioses, tuvo un papel destacado en el largo conflicto de la guerra de Troya. Además, participó desde una fase muy temprana cuando obligaron a Paris a elegir a la diosa más bella entre Hera, Atenea y Afrodita. La oferta de Atenea para que Paris nunca perdiera una batalla y ser sabio, no le convenció prefirió la oferta de Afrodita para quedarse con la mujer más bella: la princesa Helena.

La diosa Atenea inspiró a los griegos para construir el famoso caballo de madera, aunque Odiseo reclamó el mérito de la estrategia. Además, la diosa estuvo presente en la aventuras de Odiseo: diez años para volver a casa dan para muchas anécdotas.

Deja tu comentario

Política de Comentarios de Santi Limonche

Responsable: Santiago Limonche | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.